La ruta de la Fugazzeta TOP 5

Crónicas escritas con mucha hambre de gloria. Y también con mucha hambre, a secas.
Culp & Yañez
2014-2015

Nos pusimos una meta: Recorrer todas las pizzerías de Buenos Aires en busca de la mejor fugazzeta rellena al molde… Y ya que estamos también de la mejor mozzarella, y bueno, tampoco podemos dejar afuera a la fainá, pobrecita, ahí sola.

¡Todo concluye al fin, tooodo termina. Tengo que comprender, no es eterna la vida!

Sí, amigos, acá termina La Ruta de la Fugazzeta
Caminamos bocha, pateamos las aceras, pateamos tachos de basura y cantos rodados. Caminamos como turistas, en una ciudad que conocemos de toda la vida, con un papelito (con la lista de las pizzas) como GPS.
Nos movía el hambre y la curiosidad.
Comimos mucho:
Después de 15 pizzerías (hubo más, y algunas más de una vez)
Después de 1 año y monedas
Después de 118 aceitunas
Después de 2.3 kilos de orégano
Después de 7 cebollas
Después de 19 litros de cerveza
Después de 1,51 GB de fotos de pizzerías
Después de varios kilos de más (hablá por vos, Lucila, yo estoy impecable)
Después de 27 pares de media y 1 colirio
Llegamos al final.

Gracias a todos los que nos acompañaron leyendo, comentando, recomendando.
Gracias a los que se sumaron a la arduísima tarea de degustar las diferentes pizzas.
Y sobre todo gracias por el gusto de comer pizza, que es lo que importa.

Pero que no decaiga. ¡Hop-hop, arriba! ¿Se acuerdan de “Hop-Hop” con Raúl Portal? Programón.
Bueno, no nos dispersemos, acá lo que importa:

N° 5 San Antonio
Gracias a Pablito conocimos este legendario boliche. Mucha gente, barullo, cuarto de espejos, pero una pizza riquísima. Para ir y volver, y volver a ir, pedir de más y llevarte las sobras (al día siguiente la masa sigue siendo un pedazo de nube).

N° 4 El Palacio de la Pizza
Ya llegando a la recta final dimos con esta pizzería. La más austral de la calle Corrientes. Sorprendió por su simpleza y finura. Pero así y todo, un sabor impresionante.

N° 3 Pin Pun
El hallazgo: No lo teníamos en ninguna lista, nadie nos lo había recomendado. Lo veíamos siempre desde el bondi y un día decidimos bajar. Un gol de media cancha. Riquísima fugazzeta, esponjosa mozzarella y una perfecta fainá.
La verdad, cuando con el comité decidíamos las posiciones estuvimos en la duda con el 3er puesto. ¿Pin Pun o El Palacio de la Pizza? Para definir fuimos a Pin Pun (qué jodida que es la vida, ¿no?). Ya con el segundo bocado, la legendaria pizzería de Corrientes y Medrano tenía el Bronce.

N° 2 El Fortín
Una cosa descomunal. Mucha gente, largas esperas, mesas pegaditas, si llegás tarde quizás no haya fugazzetta, pero el horno y la “mano” hacen de esta pizza una cosa increíble. Un sabor ahumado cuasi aparrillado que te agita el paladar. Te da algo que no te esperabas. Te sacude, y claro, da en el blanco.

N° 1 Las Cuartetas 
La indiscutida. La mejor de la calle Corrientes y a nuestro juicio, paladar, estómago, mente y espíritu. La mejor del condado, la número 1, the one, la elegida, la incunable, la impoluta. Queso fresco (que lleva la fugazzeta, ya deberían saberlo) y mozzarella de primera. Cocción magistral. Abundancia controlada. Un puto 8 (sobre 8 porciones).

Bueno, vamos cerrando el boliche.
Vamos apagando las luces y levantando las mesas.
Destacamos una cosa: lo más lindo del mundo era ir a un encuentro con amigos, cumpleaños, familia, fiesta o evento social cualquiera, y que la charla obligada fuera nuestra Ruta de la fugazzeta.
Tomá.
¡Espectacular!
Impagable.
Eso es ganar.
Lo demás es tocuen.

¡Recontra mil gracias!
Estamos hechos.

el-palacio-de-la-pizza-4
p1170279
pin-pun-3
san-antonio-5
el-fortin-2
[/su_slider]