La ruta de la Fugazzeta #7 | Kentucky – San Isidro

Crónicas escritas con mucha hambre de gloria. Y también con mucha hambre, a secas.
Culp & Yañez
2014-2015

Nos pusimos una meta: Recorrer todas las pizzerías de Buenos Aires en busca de la mejor fugazzeta rellena al molde… Y ya que estamos también de la mejor mozzarella, y bueno, tampoco podemos dejar afuera a la fainá, pobrecita, ahí sola.

HOY: Kentucky
Belgrano 14 – San Isidro

Al tratarse de una cadena de pizzerías, apenas llegamos una chica nos informa que debemos decidirnos de pie y confiarle nuestro pedido al jovencito de la caja. Según parece, la estética de estos lugares está virando hacia la de una típica fuente de soda —como podría ser la de Beverly Hills 90210, a la que iban Brandon y Brenda—. Volviendo a lo que nos compete, los empleados parecen todos mozalbetes recién salidos de la escuela secundaria, el cajero tiene frenos, un jopo tupido y una camisa con rayas rojas y blancas. Miramos los carteles ilustrativos y pedimos, pero es más caro de lo que pretendemos gastar en un lugar como ese. El joven nos escucha atento y apurado, levanta su mirada e inventa de la nada un combo que contiene exactamente lo que queremos, pero por menos dinero. Lo amamos.
Recién ahora podemos acceder al salón para esperar nuestro pedido, elegimos una mesa y hacemos nuestro numerito: yo, Lucila, me siento jusssto en el lugar que Sebastián quería; así que me pongo de pie e intercambiamos sitios.
Llega la pizza y la magia sucede, el pequeño hombrecito de la caja nos ha enviado (de queruza) una porción extra de fainá, ahora lo amamos aún más. En medio de la comida, otro muchachito nos entrega una encuesta para que evaluemos el servicio del local y la calidad de la comida —fantaseamos con la idea de que saben que hacemos La Ruta de la Fugazzeta y quieren simpatizarnos (por no decir, sobornarnos)—, sólo queremos terminar de comer lo antes posible para poder completarla con maravillosas referencias sobre todos los amorosos que nos atendieron. Y ser severos con la calidad del comestible en cuestión.
Una última cosa antes de pasar a los datos duros, detrás de Seba se ubica una parejita: él le obsequia una foto 4×4 con su rostro, ella la toma entre sus manos y besa el retrato miniatura como si de la estampita de un santo se tratara; eso, nada más.

Pedido
1 Grande mitad mozzarella-mitad fugazzeta rellena
1 Fainá (que fueron 2)
1 Cerveza de litro (en dos vasos de medio litro)

Ubicación
En el salón, una mesa de 4, junto a un gran vidrio que da a un pasillo supercolorido.

Servicio
Platos de metal, ¡punto para Kentucky!
Te traen especias para que cada uno le agregue a las porciones a su antojo.
Todo parece muuuy limpio.

Calidad
Coincidimos en que la fugazzeta tiene mucho potencial: abundante mozzarela, suave y gustosa, peeero… cebolla muy cruda. La pizza no cumple con las expectativas, la salsa es fuerte, un tanto ácida. La fainá es bastante noble de sabor, pero algo aceitosa.

Precio
74 pesos por pera.

Puntaje (Sobre 8)
6 porciones

El puntaje está ligado íntimamente a la destacable atención de los empleados, a la pulcritud del lugar y a la entrega de la encuesta, un claro gesto de autosuperación

1-editada
2-editada
3-editada
4-editada
5-editada
7-editada
[/su_slider]