La ruta de la Fugazzeta #11 | Güerrín

Crónicas escritas con mucha hambre de gloria. Y también con mucha hambre, a secas.
Culp & Yañez
*Recorrido realizado en 2014-2015. Nótese que todo sigue vigente, menos los precios.

Nos pusimos una meta: Recorrer todas las pizzerías de Buenos Aires en busca de la mejor fugazzeta rellena al molde… Y ya que estamos también de la mejor mozzarella, y bueno, tampoco podemos dejar afuera a la fainá, pobrecita, ahí sola.

HOY: Güerrín
Av. Corrientes 1368

Día de semana, creo que martes.
Fuimos otra vez con amigos. Está vez 9 en total.
Aguardamos mesa en el entrepiso, pero como se empezó a juntar mucha gente liberaron el primer piso. No así el horno (hay un horno por piso), pero seguían cocinándolas abajo y las subían con un elevador exclusivo de pizzas. ¡Hermoso! Ya que según cuenta la leyenda, la posta es comer en planta baja porque el horno de ahí es el mega original y el maestro pizzero es el que la sabe lunga. Ya veremos.
Éramos 9, 4 parejas y la hija de una de ellas.
Vaya uno a saber por qué, nos sentamos todos los hombres de un lado y todas las mujeres del otro. Muy bueno para una postal o para algún tipo de competencia bien machista de hombres contra mujeres.
Ahí nos preguntamos si los mozos prefieren muchas mesas de 2 o una de 8, porque la verdad es que nos pintaron la cara. Nos atendieron a “su” ritmo. Y eso fue un ritmo desganado, cansino y repleto de sucesivos “oooole”.
En fin.

Pedido
1 Grande mitad mozzarella-mitad jamón y morrones (media masa tirando a bajita)
1 Grande de fugazzeta rellena
1 Grande de mozzarella (al molde)
Un par de fainá
Cervezas varias, alguna que otra gaseosa y moscato

Ubicación
En el salón: primer piso, pero horno de planta baja.

Servicio
La mesa bien. Al liberarse el primer piso estábamos cómodos, había gente, pero para nada lleno. Lo que sí, una brisa más bien fría y molesta se nos clavaba de lleno en la nuca. Pedimos que la apaguen por la preocupación de Lucila: “Se nos va a enfriar toda la pizza”, qué tierna, ¿no?, pero nos engrupieron diciendo que era refrigeración general y que si la apagaban podría colapsar el universo en medio de una paradoja espacio-climática.
Como adelantamos al comienzo, los mozos se tomaron su tiempo antes de atendernos, pero una vez que lo hicieron el ritmo fue parejo y constante.
Sobre el final, nos adentramos en la cocina con Gustavo para charlar cuestiones de la masa y tratar de arrebatar algún secreto del maestro pizzero.
El cocinero nos dio algunos “tips” pero la verdad es que hablaba con una papa, una batata y un zapallo en la boca, y entendimos la mitad de lo que dijo. Lástima.

Calidad
La mozzarella al molde es un puto espectáculo para alquilar palcos vip. La mozzarella, además de muy sabrosa, está horneada de manera cuasi perfecta. Parece hecha a mano, esculpida por finos artistas del Renacimiento. No así, la salsa. No es que sea fea. Pero no llega a su punto máximo. Queso entre blando por dentro y apenas, muy apenas, crocante por fuera.
La fugazzeta, en términos generales, gustó. Viene bien cargada y lista para disparar, a algunos amigos-acompañantes de la Ruta… les gustó mucho, dicen que encuentran como un ahumado muy sabroso. A nosotros no nos enloquece. Ese ahumado se siente apenas, pero no se acerca a lo degustado en “El Fortín”.
Quizás Güerrín podrá ser el Dios de la mozzarella, no así de la fugazzeta. Ojo, para nosotros.

Precio
Abultado. Pero al ser muchos se amortiza: $110 per cápita.

Puntaje (Sobre 8)
6 porciones y media

Conclusión:
Sabemos que hay muchas fanáticos fundamentalistas de este sello indiscutible de la pizza porteña, y está bien. El lugar tiene toda esa magia, esa liturgia, no nos llega a obnubilar con sus luces de neón y su renombre. Dicho esto, coincidimos en que si estamos por Corrientes haciendo un trámite o simplemente paseando haríamos parada en Güerrín. Pero para comer de parado unas porciones de mozzarella, fainá y alguna empanada que no probamos, pero que tienen más pinta que Brad Pitt en Leyendas de pasión.

p1160110-editada
p1160118-editada
p1160121-editada
p1160122-editada
p1160123-editada
[/su_slider]